Pere Gudayol

Pere Gudayol Enfermedad de pagets

Me llamo Pedro, tengo 74 años y vivo en Llavaneres. Mi experiencia con la Quiropráctica es más bien corta, porque hace poco tiempo que estoy bajo las manos del Dr. Marco, pero realmente es muy beneficiosa y me gustaría explicaros-la.

Unos amigos del pueblo que tienen una imprenta, Marta y Manuel, nos explicaron que ya hacía mucho tiempo que ellos iban a un Quiropráctico en Mataró y que estaban tan contentos, sobre todo Marta que hacía más tiempo que iba y que probablemente nuestro estado de salud podría cambiar después de los ajustes. Ahora aprovecho para darles las gracias por preocuparse por nosotros.

La verdad es que yo me decidí a ir al quiropráctico antes sólo porque empezara mi mujer. Ella sí que realmente tenía muchos problemas y había sido operada incluso en más de una ocasión. Así que la acompañé en su primera visita y el Dr. Marco me hizo una termografía con un ordenador que utiliza para ver la tensión de las cervicales y me comentó que yo estaba también, en una fase bastante avanzada de degeneración.

Como os decía, yo iba para acompañar Mª Elisa, mi mujer, pero en la clase de salud que nos hizo el doctor el primer día que llegamos a su consulta, ya vi que aunque yo me sintiera bien, y no fuese por nada en concreto, seguro que potenciaría mi salud y mi cuerpo podría combatir mucho mejor todas las agresiones externas que pudiera recibir, es por eso que opté también por ajustarme.

Además, con el tiempo también he desarrollado la enfermedad de Paget, que es una afectación en los huesos que suele causarme malestar en la zona de la cadera y la pelvis. Todo ello me ayudó a decidir, así que nos pusimos manos a la obra.

Como, en principio, no venía para nada en concreto, no noté demasiados cambios. Pero al poco tiempo, me di cuenta de que estaba mucho mejor. Siempre estaba resfriado y ahora casi nunca y cuando me constipo, es mucho menos fuerte y me dura mucho menos que antes.

Estoy mucho menos nervioso que antes y además me siento mucho más vital y más flexible. Y estoy muy feliz, también por mi mujer, ya que ella sí está notando los cambios tan favorables que está haciendo su cuerpo. Realmente estoy muy contento y mi calidad de vida ha mejorado mucho, espero que todavía pueda mejorar mucho más.

Ahora tengo muchos amigos que, al verme a mí, también han decidido probar la Quiropráctica y también estoy contento por ellos, seguro que notarán también los beneficios de vivir una vida muy saludable y sacarle así el máximo rendimiento.

Muchas gracias