Teresa Alcovero

Teresa Alcovero Cuello/rodillas

Buenas me llamo Teresa, tengo 70 años y vivo en Mataró.

Conocí el centro Quiropráctico por mi hijo. Él me dijo que estaba empezando a ir y que parecía que le iba muy bien y estuvimos hablando que quizás a mi también me podría ir. Así que decidí probar también y llevo más de 6 años ajustándome.

Antes de venir al centro tenía mucho dolor de cuello a nivel cervical, tenía la espalda resentida y me dolían bastante las rodillas. Me habían operado de una de ellas pero ni siquiera con la cirujía así encontré la solución. Solo veía que cada vez el dolor se acentuaba más.

Los médicos me hacían radiografías y me recetaban bastante medicación, pero aunque no soy muy amante de tomar pastillas, algún que otro calmante tenía que tomar.

La verdad es que no podía conmigo misma. Cuando tenía que realizar las tareas de la casa sufría horrores aunque igualmente tenía que hacerlas...

Ahora con la Quiropráctica estoy mejor, me encuentro mejor anímicamente. Cuando comencé noté que mi cuerpo empezó a trabajar diferente y ahora, aunque mi cuerpo va sumando años, me encuentro muy bien.

Yo recomiendo a todos que prueben la quiropráctica para gozar de una excelente salud y he entendido en este tiempo que es bueno cuidarse antes de llegar a más.